Actualizaciones de patriciamatey Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • patriciamatey 10:59 el 23 July, 2013 Permalink | Responder
    Etiquetas: capatación, Doctoralia, , , fidelización, HealthTap, , Ron Gutman, ,   

    La teleconsulta, algo más que el nuevo punto de encuentro médico-paciente 

    Se está convirtiendo en la herramienta eficaz para la captación y la fidelización de los pacientes

    Hay más retos que nunca en el entorno actual de la salud. Porque ahora los pacientes disponen de los recursos tecnológicos y de la información suficiente para investigar sus propias dolencias, indagar sobre las terapias más eficaces y escoger a su especialista. Los pacientes son enfermos mejor informados, con más educación sanitaria, que exigen una atención médica de mayor calidad. Esta es una de las razones por las que la relación médico-paciente ha cambiado sustancialmente en los últimos años, como también desde hace tiempo existe un nuevo punto de encuentro entre ambos: la teleconsulta.

    La razón y el motor de estas transformaciones están en el impacto de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Ellas han revolucionado la forma de relacionarse y han contribuido a la agilidad e inmediatez en las relaciones interprofesionales. El ámbito sanitario no se ha quedado al margen de esta transformación, y gracias a las TICS y al nacimiento de la Telemedicina contamos hoy, por ejemplo, con consultas médicas virtuales y seguimiento y rehabilitación de pacientes en su propio domicilio.

    Otras ventajas descritas apuntan al aumento de la eficiencia a través de la optimización de los recursos asistenciales, la mejora de la gestión de la demanda, la reducción de estancias hospitalarias, la disminución de la repetición de actos médicos, una mejor comunicación entre los profesionales de un mismo y diferentes ámbitos asistenciales y mejor accesibilidad a los datos del paciente.

    La red está cambiando la forma de practicar la medicina, pero también el perfil de los profesionales sanitarios. Cada día más médicos son conscientes de la necesidad de contar con presencia en Internet para obtener visibilidad y captar pacientes y cada día más especialistas rompen antiguos tabúes y reconocen la utilidad de estar abiertos a las teleconsultas.  Sobre todo,  porque tal y como reflejan los estudios, así lo demandan los pacientes.

    Así,  el artículo  ‘You share; We Care’ publicado por Marco de Comunicación y MSL Publicis Group, recogía que el 30% de los españoles se ha dirigido alguna vez a un foro relacionado con la salud bien para ponerse en contacto con otros pacientes en su misma situación, para encontrar recomendaciones y compartir experiencias. Pero el dato más relevante es que el 35% de los encuestados considera que su médico no le dedica el tiempo suficiente durante la consulta y, por lo tanto, reclama una mayor interacción a través del medio online.

    En los  distintos encuentros con profesionales que se han celebrado recientemente, como el I Congreso de Redes Sociales para el sector de la Salud, se ha buscado  concienciar a los sanitarios de la importancia de estas herramientas digitales para mejorar la relación con el paciente.

    La propia Asociación Americana de Medicina defiende las ventajas del uso de las redes sociales en la actividad diaria de los profesionales, máxime en un país donde las corporaciones sanitarias pertenecen al sector privado y está abierto a la competencia en la captación de clientes/pacientes.

    Y el mensaje está calando: un estudio realizado por Google Hall & Partners, Connecting with Physicians Online: Searching for Answers,  puso de manifiesto la cada vez mayor utilización de Internet  por  los médicos, con los siguientes resultados: El 86% consideraba que la calidad de la información había mejorado en los últimos años; el 83% confiaba más en Internet para la práctica clínica que en el pasado; el 78% pensaba que Internet les facilitaba la práctica clínica y el 69% confiaba en la veracidad de la información online.

    Se afianza la necesidad de posicionarse intensamente en la red para competir en la captación y fidelización de los que son sus clientes.

    Los datos corroboran una tendencia global a una cada vez mayor utilización de los medios online, tanto cuantitativa como cualitativamente, por parte de los profesionales de la salud. Asimismo, se afianza la necesidad de posicionarse intensamente en la red para competir en la captación y fidelización de los que son sus clientes: los pacientes.

    De hecho Internet está cambiando los hábitos de compra, no sólo en la venta de viajes, ropa o electrodomésticos, por citar algunos ejemplo, sino que también está afectando ya al sector salud: ocho de cada 10 pacientes recurren a Internet para informarse de salud; un 19% de los pacientes busca referencias a través de la red y un 30% reconoce que le han influido las opiniones de otros internautas a la hora de escoger médico, centro o tratamiento.

    Teleconsulta

    Teleconsulta desde un portal de paciente

    Una buena presencia online acompañada de herramientas de conversión especificas al sector tales como la cita online de Doctoralia o la consulta online por mensajes o consulta online por videoconferencia de Phemium pueden ser claves para mejorar la captación de los pacientes. Algo que ha demostrado Ron Gutman, fundador de HealthTap, una plataforma que permite a los paciente dejar pregutnas en la que ya hay inscritos 5.000 médicos. Gutman ha defendido en más de una ocasión la “salud interactiva” como “medio para ayudar a los pacientes a encontrar a los médicos, lo que a su vez ayuda a los profesionales a la hora de captar pacientes”.

    Además, estas herramientas de captación ofrecen y aportan un importante valor añadido para segundas visitas o seguimiento, y al final para la fidelización de los pacientes. Tan importante para los profesionales es captar pacientes como lograr su fidelización, sobre todo si se tiene en cuenta que el número de pacientes activos no supera el 30% de los  de una clínica, lo que significa que se puede convertir o reactivar al 70% restante antes de lanzarse a captar nuevos. Herramientas que facilitan la relación entre el médico y su paciente, que permite al paciente consultar desde la comodidad de su casa o bien cuando está de viaje son el tipo de servicios que permiten fidelizar a los pacientes.

    En realidad, se observa que muchos médicos ya reciben consultas no regladas, dispersas y no siempre cobradas facilitadas por distintos canales de comunicación. Una ventaja del uso de los portales de pacientes y las plataformas con teleconsulta es de poder canalizar esta demanda de forma más adecuada, ágil y eficaz.

     
    • ruben 19:23 el 20 enero, 2014 Permalink | Responder

      Un cordial Saludo
      me gustaria conocer mas acerca de la telemedicina. Espero que me puedan informar mas sobre esto.
      Les dejo mi correo

  • patriciamatey 18:44 el 27 May, 2013 Permalink
    Etiquetas: , crónicos, , , geriatria, , , , ,   

    La telemedicina, al servicio de las personas mayores 

    Su implementación en centros geriátricos permite mantener consultas con los especialistas evitando el desplazamiento de pacientes con movilidad reducida.

    Los datos son preocupantes. Según el informe elaborado por ‘The Family Watch’, que fue presentado la semana pasada, el índice de envejecimiento en España pasó del 36%, en 1975 al 108%, en 2012. Preocupante, porque estamos en tiempos de crisis, pero, sobre todo, porque en 2032 se prevé que más del 45% de la población será dependiente. Sólo en EEUU existen ya 37 millones de habitantes con más de 64 años. Y, aproximadamente, el 30% sufre enfermedades múltiples como diabetes, alzheimer, artritis, lo que está provocando complicaciones a la hora de proporcionar asistencia sanitaria, máxime si se tiene en cuenta que muchos de ellos requieren de varios especialistas.

    Es, precisamente, en este marco donde la telemedicina se convierte en un arma eficaz que trae consigo otras ventajas: ahorrar costes, desplazamientos, agiliza las consultas con los especialistas y contribuye al mejor seguimiento de los enfermos crónicos. Pero, sobretodo, supone una herramienta imprescindible en los casos en los que la movilidad del paciente está claramente mermada.

    Gracias a ella se pueden realizar consultas a distancia utilizando un protocolo de valoración geriátrica integral. Incluso este aspecto, puede ser más rentable y óptimo que la contratación de un geriatra local en zonas remotas tal y como ha constatado un artículo reciente publicado en el ‘British Medical Journal’. En ese mismo estudio se constataba además que en el caso de la gestión de las enfermedades crónicas en la tercera edad, ya hay muchos trabajos científicos que documentan como la teleasistencia mejora la eficiencia y la satisfacción de los usuarios en comparación con el desplazamiento a las consultas habituales.

    El ejemplo de telemedicina aplicada al cuidado geriátrico de Singapur

    Un ejemplo de los buenos resultados que está aportando la telemedicina aplicada al cuidado geriátrico es la experiencia que se está llevando a cabo en Singapur. Allí, la población también está envejeciendo ‘a pasos de gigante’. De hecho, se estima que para el 2030 una quinta parte de la población tendrá una edad superior a los 65 años. Ha sido en este contexto, en el que las autoridades de la isla han reconocido  la necesidad de desarrollar métodos más eficientes de prestación de servicios de salud para las personas mayores, en sus hogares o en instituciones. Así, el Programa de Informática Médica ha colaborado con la la Universidad de Singapur y el Hospital Alexandra para la implementación de un servicio médico ‘Telegeriátrico’  factible con el uso de la tecnología más avanzada para ofrecer servicios  médicos a sitios remotos. El sistema permite que los pacientes lleguen hasta los especialistas a través de teleconsultas. Así la terapia a distancia permite la telemotorización de los enfermos lo que se traduce en una reducción de las estancias hospitalarias y evita, además, ingresos innecesarios.

    Pero, sobre todo, porque tal y como atestiguan los familiares de los pacientes de más edad o el personal sanitario que les asiste en las residencias geriátricas es extremadamente difícil transportar a ciertas  personas mayores al hospital. No sólo es  complicado para el personal sanitario, sino que ocasiona un grave perjuicio al propio paciente. El problema se agrava además cuando se producen casos de falsas alarmas, casos en los que el personal asistencial no puede valorar la gravedad real del paciente y opta por  recurrir a los servicios de emergencia, lo que constituye una pérdida de recursos y tiempo cuando la necesidad no es real.

    Sin embargo, gracias a la telemedicina, con las instrucciones adecuadas a los médicos y enfermeras de las residencias se pueden administrar tratamientos sencillos sin necesidad de desplazamientos, además de que permite al personal tomar decisiones rápidas. También facilita reducir las estancias por rehabilitación en las personas mayores, porque se puede seguir a los pacientes en sus casas o en las instituciones que residan por videoconferencia, sin obviar que la actual tecnología permite realizar lecturas frecuentes de valores como el pulso cardiaco o la presión arterial.

    La Telegeriatría en España

    En España ya están en marcha interesantes proyectos de telegeriatría, por ejemplo teleconsultas en residencias geriátricas. La plataforma Phemium permite realizar teleconsultas interprofesionales entre un médico o médico especialista y el paciente acompañado. S e realizan desde un box de telemedicina o bien desde la habitación del paciente con un dispositivo móvil. Se facilita así el acceso a servicios médicos de proximidad sin necesidad de que los pacientes se desplacen. La plataforma permite concertar citas con los profesionales, esperar en salas de espera virtuales, compartir datos personales y realizar videoconferencias.  Se puede integrar además en el historia clínica o con dispositivos de recogida de datos vitales (peso, tensión, frecuencia cardiaca etc.). Esta misma plataforma permite también implementar la teleconsulta en los hogares de las personas mayores y facilita el seguimiento de enfermos crónicos. También es útil en los casos de rehabilitación.

    La aplicación de la telemedicina al servicio de la geriatría abre numerosas puertas que pueden permitir mejorar la asistencia de los mayores. Así, el Hospital Universitario de Getafe (Madrid) ha iniciado un proyecto de investigación cuyo objetivo es valorar la utilidad de algunos de los marcadores clínicos y funcionales, y determinar la eficacia y eficiencia de la monitorización a distancia para mejorar el control y seguimiento de los pacientes ancianos con insuficiencia cardiaca.

    Para ello, se distribuyeron entre 40 pacientes (aunque se espera recoger la información de más de 100) que participan en la investigación doce dispositivos de telemedicina que se conectan por bluetooth a un móvil. Ellos mismos son los encargados de medir variables como la tensión arterial, la saturación de oxígeno o frecuencia respiratoria entre otras cada 48 horas.

    Además de remitir estas mediciones también responden a un sencillo cuestionario que valora aspectos básicos sobre su estado de salud y evolución. A su vez, el teléfono móvil recoge la información y ésta se archiva en un software, de forma que el médico puede consultar online a diario los resultados y en caso de encontrar algún cambio, según la gravedad de este, puede contactar con el paciente inmediatamente. El estudio permitirá conocer además la eficiencia del sistema y su impacto en la reducción de hospitalizaciones y consultas.

    La propia Sociedad Española de Geriatría y Gerontología apuesta por la telemedicina como herramienta útil para los mayores. De hecho, precisa que los “pacientes no tienen que desplazarse a la consulta del médico, con el ahorro de tiempo que ello supone, pero, además, se mejora la atención de aquellos que viven en lugares muy remotos y que tienen difícil acceso a los cuidados médicos. Por otro lado, la teleconsulta facilita la atención de aquellos con dificultades de movilidad, que de otro modo tendrían que desplazarse en ambulancia o esperar a que el médico pueda visitarlos en casa, ambas alternativas más caras, y no siempre disponibles con la rapidez deseada. Estos ahorros en tiempo y en dinero pueden facilitar una mayor frecuencia de visita para los pacientes que más atención necesitan. Por último, la teleconsulta podrá permitir el acceso de las personas a ciertos especialistas en su enfermedad, incluso aunque estos no pertenezcan al mismo área de salud y no atiendan en la misma comunidad autónoma”. Se suma a ello, que “la teleconsulta se utiliza en el seguimiento de problemas crónicos, que ya han sido diagnosticados y que son bien conocidos, tanto por el médico como por los propios pacientes”.

    No cabe duda de que la telemedicina se está convirtiendo y se convertirá en la mejor herramienta para la asistencia de los mayores, un sector de la población que está creciendo y que requiere ya de estrategias útiles y eficaces que contribuyan a mejorar su calidad de vida sin que por ello aumente la factura sanitaria o la carga asistencial en los centros médicos.

     
  • patriciamatey 15:56 el 16 April, 2013 Permalink
    Etiquetas: , , psiquiatria, , , telepsiquiatría, , videoconferencia   

    Tener a tu psiquiatra a tan solo ‘un click’ 

    La Telepsiquiatría, la aplicación más antigua de la Telemedicina y una de las más importantes

    Accesible, práctica, cómoda, útil y barata. Así es la Telepsiquiatría (TPS). Para la Academia  Americana de Psiquiatría la TPS, “es una definición específica sobre la videoconferencia en el campo de la salud que permite proporcionar los servicios necesarios para pacientes que viven en lugares remotos o en zonas marginadas, mediante el uso de cámaras web, micrófonos y chats. Su objetivo principal es poder hacer un diagnóstico eficaz, la educación, tratamiento, consulta, transmisión y almacenamiento de datos de pacientes médicos y de investigación”.

    Es, también, sin duda una de las aplicaciones más importantes de la Telemedicina y también de las más antiguas. Pero, sobre todo, facilita el diagnóstico y tratamiento de las patologías mentales en un momento en el que su incidencia y prevalencia se están disparando en todo el mundo. De hecho, una de cada cuatro personas padece alguna enfermedad mental en algún momento en su vida y actualmente 450 millones la sufren en todo el mundo. Es más, las enfermedades mentales suponen el 40% de las patologías crónicas y se calcula que tienen un coste social y económico en torno al 4% del PIB de la Unión Europea, es decir unos 182.000 millones de euros. En España, actualmente hay un 9% de la población afectada y se estima que algo más del 19% padecerá una enfermedad psiquiátrica a lo largo de su vida.

    La Telemedicina aplicada a la psiquiatría fue utilizada por primera vez en las consultas psiquiátricas durante 1950 y 1960 y constituye la primera aplicación del video interactivo con objetivos médicos. En 1961, el Dr. Cecil Wittson del Centro Médico de la Universidad de Nebraska en Omaha, comenzó un proyecto piloto telepsiquiátrico utilizando el sistema de tele-educación, que había estado operando en el campus de la universidad desde la década de 1950 a través de un circuito cerrado de televisión. Dos psiquiatras y ocho grupos de entre 4 y 5 pacientes participaron en los primeros ensayos. Los científicos encontraron una buena aceptación en las consultas y una eficacia similar a la clásica ‘cara a cara’. Desde entonces se han llevado a cabo varias experiencias

    En la actualidad, hay más de 30 programas de telepsiquiatría activos en el mundo cuyos datos sobre su trabajo diario son publicados y están engrosando la literatura científica. Gran parte se realiza en los EEUU, Canadá, Europa, Australia y también en España. Los expertos defienden que “la mayoría de los trastornos psiquíatricos son diagnosticables y tratables a través de la telepsiquiatría. De hecho no existen contraindicaciones, aunque sí hay ciertas situaciones que no precisan consideraciones específicas: los pacientes con ideas suicidas, los que presentan trastornos de la personalidad bordeline descompensados, los muy manipuladores, los que se hallan en proceso de desintoxicación alcohólica u otras sustancias, la intervención en crisis y la toma de decisiones en contra de la voluntad del paciente (instauración del tratamiento, decisión de ingreso, entre otros).

    Avalan esta creencia programas como el de Arizona. The Northern Arizona Regional Behavioral Health Authority administra una red integral de telesalud (NARBHAnet) que utiliza dos vías de videoconferencia para conectar expertos en salud mental con sus pacientes. Ya ha proporcionado más de 50.000 sesiones clínicas psiquiátricas. O el programa de La Universidad de Medicina de  Kansas, que provee de servicios especializados a 14 centros clínicos en zonas rurales del Estado cuya aplicación de telepsiquiatría ha resultado totalmente coste-eficaz tal y como ha sucedido con la Red de Telemedicina de Montana. Se trata de un consorcio de centros sin ánimo de lucro que enlaza con proveedores de salud y pacientes en Montana y Wyoming. Esta red de salud mental incluye sitios compartidos para todos los médicos de la Red y ha supuesto un gran ahorro para los pacientes.

    Otra experiencia interesante es la del Centro de Burke que ofrece servicios de a personas en 12 condados de Texas. Utiliza los de telepsiquiatría para llevar a cabo evaluaciones de emergencia, manteniendo así a los pacientes con una crisis fuera de las salas de urgencia.

    España se ha incorporado más tarde a la TPS pero está cogiendo impulso. Unos de los principales Los principales proyectos que se destacan en España se realizan en las Islas Canarias. El Servicio de Salud de las Islas Canarias ofrece alta tecnología para servir al público. La primera iniciativa tuvo lugar en La Gomera. Este proyecto consiste en el lanzamiento de una atención permanente para los enfermos mentales a través de la videoconferencia las 24 horas del día, entre la Atención Primaria de San Sebastián de La Gomera y el Hospital de La Candelaria en Tenerife. Los resultados de este estudio fueron muy positivos.

    Otro proyecto interesante se llevó a cabo en la isla de El Hierro, también en las Islas Canarias. El Servicio de Salud de las Islas decidió comenzar en enero de 2001 (después de seis meses de ejecución de un proyecto piloto), un servicio de Telepsiquiatría permanente con el objetivo de proporcionar a la población de la isla de El Hierro nuevos servicios de salud mental para complementar los existentes hasta hora.

    Teniendo en cuenta su experiencia y los datos de los trabajos presentados, el 60% de los pacientes reconoció que prefirió tener una consulta por on-line a, frente a un 20% que la deseaba con el especialista y a otro 20% al que le era indiferente. Además, el 100% de los pacientes manifestó que prefería una consulta de telepsiquiatría a tener que viajar a otra isla para ser atendido, incluso también el 100% expresó que prefería usar la telemedicina que tener que esperar para ver en persona a un especialista cuando se desplazan a en sus visitas quincenales.

    “En tres años, esto va a despegar como un cohete”, declaró en el diario “The New York Times» el abogado y psicólogo Eric A. Harris, que asesora a la Asociación Americana de Psicología. “Habrá un grupo de verdaderos creyentes que piensen que estar en una habitación con un cliente es especial y no acepten la interacción a distancia. Pero mucha gente, especialmente los médicos más jóvenes sienten que ya no hay motivos para pensar así. Y añade: “Algunos terapeutas cobran menos por las sesiones, ya que pueden hacerlo desde su casa, lo que supone un ahorro para el paciente, pero también para el facultativo en el mantenimiento de un espacio para su consulta”.

    Hoy en día, la mayoría de los servicios de TPS se realiza a través de videoconferencia. El uso de Internet para estos servicios se ha visto más limitado en algunas zonas debido a la insuficiencia de ancho de banda, la calidad del servicio o la seguridad, aspectos todos que están mejorando con el paso de los años en todas las zonas del mundo. Sin embargo, Internet es ‘gratuito’ ofrece muchas aplicaciones y es muy accesible.

    Entre los principales beneficios de la telepsiquiatría están la accesibilidad, la capacidad de dar servicio a zonas rurales y urbanas, sin necesidad de desplazamiento del paciente. Precisamente para aquéllos afectados en los que la patología es muy discapacitante es un sistema tremendamente útil que juega a favor de la adherencia al tratamiento, facilita además la transferencia de información para intervenciones rápidas y el control remoto del paciente, así como la atención domiciliaria y proporciona un conducto para que los médicos puedan compartir habilidades y experiencias.

    Además, la TPS se aplica a cuatro grandes áreas:

    — Educativa, como parte de los programas de formación médica continuada para los distintos profesionales de la salud, permitiendo la asistencia y participación en videoconferencias, discusión y supervisión de los casos.

    — Administrativa, permite la planificación del alta de los pacientes, la supervisión de los registros de casos en curso, y la mejora de comunicación entre atención primaria y especializada;

    —Investigadora, contribuye a la participación y supervisión de proyectos de Investigación.

    — Clínica, dado que posibilita la valoración de casos agudos, así como de consultas de seguimiento, lo cual permite el diagnóstico, control de la medicación y psicoterapia.

    Defienden los especialistas que a la Telepsiquiatría le queda un gran recorrido por delante e infinidad de posibilidades. Es el caso el Ejército. Con soldados estacionados en todo el mundo, y escasos recursos de asesoramiento para repartir entre tantos, el Departamento de Defensa y de Asuntos Veteranos de EEUU, así como otras agencias, están probando una serie de aplicaciones de salud mental a través del móvil. Así ya cuentan con un programa piloto de asesoramiento a través de smartphones o una conexisión de telesalud.

    Con un futuro prometedor, la telepsiquiatría y la telepsicología han despertado un gran interés en la comunidad científica y en los pacientes y sus familiares. Y todo augura que su expansión es imparable.

     
  • patriciamatey 13:52 el 19 February, 2013 Permalink
    Etiquetas: , , , , zonas rurales   

    La Telemedicina, al servicio de las zonas rurales. 

    Cientos de países desarrollaron programas de telemedicina para superar la barrera de la distancia con las poblaciones con menos recursos sanitarios

    Se extiende de forma imparable en todo el mundo y se cuentan ya por millones las personas que se están beneficiando de ella. La Telemedicina al servicio de las zonas rurales permite salvar la barrera de la distancia y lograr así que habitantes de zonas remotas tengan acceso a una medicina de calidad.

    Unos programas inovadores en EEUU

    Curiosamente, mientras que los niños y los adolescentes  utilizan la tecnología como medio para divertirse o aprender, esta misma herramienta está actualmente velando por su bienestar, en sus propias casas o en los centros de salud. Es el caso de Indiana (EEUU), donde una cuarta parte de la población infantil vive en áreas rurales en las que el número de médicos especializados y de Hospitales es reducido, tal y como refleja un estudio de Los Centros Rurales de Investigación de Salud, diseñados para ayudar a los responsables políticos a comprender mejor los problemas que sufren las comunidades rurales en el acceso a una asistencia sanitaria asequible y de calidad.

    Se trata del único programa de federal enteramente dedicado a la producción de estudios sobre el cuidado de la salud en las zonas rurales. Según su informe nacional, “sólo el 9% de los galenos trabaja en estas áreas, un hecho al que se suma que los hospitales rurales tienen menos acceso a los médicos formados en urgencias, en pediatría o en medicina de emergencia pediátrica”. Por todo ello, la Asociación Rural de Indiana respondió recientemente con la creación de la Red de Telesalud Indiana (ITN), cuya misión es mejorar “la salud y el bienestar de los residentes de Indiana, en particular los de las comunidades rurales a través de la utilización de una red de Banda Ancha de la salud dedicada a ofrecer aplicaciones de telesalud”.  Según su director Becky Sanders, “al proporcionar banda ancha a nuestros hospitales rurales estamos proporcionado acceso a especialistas de todo el mundo y el cierre de la brecha de acceso a servicios de salud en comunidades alejadas”.

    El Hospital Bloomington Meadows es uno de los cinco socios de la red urbana. Utiliza la telemedicina para atender a los pacientes en pueblos pequeños y comunidades rurales, así los niños con problemas de salud pueden realizar una visita médica virtual sin que sus padres tengan que pedir un día de trabajo y desplazarse hasta Bloomigton. Pero también la están utilizando para que pacientes jóvenes ingresados puedan mantenerse en contacto con sus padres. La Academia Americana de Pediatría (APP) destaca que el uso de la Telemedicina ayuda a los jóvenes de zonas rurales a tener una atención médica constante.

    “Las consultas de Telemedicina a una comunidad rural son factibles y se consideran muy satisfactorias tanto para los padres como para los profesionales de la salud que habitan en esas áreas. El 98% de los padres o tutores expresaron su deseo de continuar recibiendo sus consultas utilizando la Telemedicina en lugar de tener que desplazarse de forma rutinaria para tener una consulta cara a cara con el especialista”, reconoce la APP.

    Al otro lado del Atlántico, la decisión de convertir la Telemedicina en la herramienta más efectiva para la población de zonas remotas es firme. Más de 34 estados están recibiendo fondos del Departamento de Agricultura por valor de 30 millones de dólares para mejorar el acceso a servicios de salud, y también de Educación, en las zonas rurales. Así, por ejemplo el Sistema de Salud recibirá 500.000 dólares para implantar herramientas de Telesalud que vinculan el Centro Médico Mercy San Juan en St Louis con 12 hospitales rurales de Arkansas, Kansas, Missouri y Oklahoma. Otro ejemplo es el de la Clínica Holzer, que recibirá 400.083 dólares que se utilizarán para la formación médica y la atención sanitaria entre el centro hospitalario y 19 hospitales y clínicas periféricas en cinco condados del sudeste de Ohio.

    Proyectos de Teleconsultas médicas se inician tambien en Europa y en el resto del mundo

    Inciativas como ésta también se están produciendo en Europa. El Programa de Cooperación Territorial del Espacio Sudoeste Europeo (SUDOE, en el que participan España, Portugal, Francia, Gibraltar y Reino Unido) que  apoya el desarrollo regional a través de la cofinanciación de proyectos transnacionales por medio del FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) ha aprobado el Proyecto Resater, que acerca la Telemedicina a las zonas rurales y de montaña.

    Resater, Red de Salud y Telemedicina en Zonas Rurales, en el que participan seis instituciones de España, Francia y Portugal “tiene como objetivo mejorar el acceso a los servicios y el poder de atracción de las zonas rurales, manteniendo y desarrollando una oferta de salud adaptada, innovadora  y evolutiva. Actualmente, más de 25 centros de asistencia de distintas zonas rurales del SUDOE están implicados en la experimentación y yan han sido realizados o van a serlo próximamente alrededor de 400 test en diversas especialidades sanitarias. Los beneficios de la Telemedicina se están comprobando en diversos ámbitos como las teleconsultas, los equipamientos móviles o los centros de llamadas.

    Un campo en el que seguro que la Telemedicina va a dar mucho que hablar es en la atención sanitaria de estas zonas rurales en los países en vías de desarrollo, porque en muchos de estos países los sistemas de salud pública no llegan, o lo hacen de manera deficiente, sobre todo en zonas rurales.

    En la India, por ejemplo, la empresa Healthpoint Service ha implantado en Hari HHari Ke Kalan, un pueblo de la región del Punjab,  una nueva clínica sanitaria que ofrece citas virtuales con médicos. La clínica de Hari Ke Kalan pertenece a una red de ocho “puntos electrónicos de salud” que la empresa ha construido en la India, en un intento de sacar provecho de la rápida expansión de los móviles y el acceso de banda ancha en las zonas más pobres del mundo.

    Como también está sucediendo en Venezuela donde una comunidad lejana del estado Bolívar está utilizando la Telemedicina. Su uso, analizado por los doctores   Tomás Sanabria y Morel Orta, en un artículo demuestra que distribuir cuidados médicos a distancia puede evitar costos a la sociedad y mejorar el cuidado médico.

    Los expertos no duda de que el desarrollo de la Telemedicina para zonas rurales y de montaña es una realidad imparable que sin duda ahorrará costes, mejorará la calidad de la asistencia sanitaria, permitirá la equidad en el acceso asistencial y lo más positivo contribuye al  bienestar y la salud de todos los ciudadanos

     
  • patriciamatey 11:34 el 21 December, 2012 Permalink
    Etiquetas: American Medical Association, , , Journal of American Medical Association, Kaiser Permanente, ,   

    La Telemedicina: la herramienta que mejora salud y ahorra costes 

    Corría la década de los 60 cuando, por primera vez, un hospital de Montreal (Canadá) transmitía  por cable las imágenes de rayos X de un paciente a otro centro sanitario, localizado a varios kilómetros de distancia, con el fin de obtener una segunda opinión médica.

    Pese a hitos como éste, no fue hasta la década de los 80 cuando los teleprocedimientos en Medicina se empezaron a practicar a mayor escala. Sirven de ejemplos la monitorización de la salud de los astronautas en el espacio y la de los trabajadores en plataformas petrolíferas.

    Desde entonces, la telemedicina es ya una realidad en todo el mundo. Es más, un informe reciente de Deutsche Bank Research estima que su volumen de negocios en Europa probablemente crecerá un 10% anual hasta el 2020. Y todo porque se trata de un procedimiento que permite no sólo intercambiar información médica de cualquier tipo por medios electrónicos, sino que facilita además la educación para la salud, mejora la calidad de la asistencia y, sobre todo, ahorra costes, tal y como están demostrando cada vez más estudios científicos.

    El acceso de los pacientes a la teleconsulta mejora su salud y reduce gastos sanitarios

    En este sentido, el citado informe recoge algunos ejemplos de cómo la telemedicina es ya un arma eficaz para el ahorro. Así, en el Klinikum München, la duración de la estancia hospitalaria de los pacientes que utilizaron este tipo de servicio se redujo de 12 a 7 días.

    No sólo. La expansión de la tele consulta es, según datos del Deutsche Bank Research, una de las mejores estrategias prometedoras para el tratamiento y seguimiento de los enfermos crónicos, un colectivo de pacientes que va en aumento y que consumen la mayor parte de la factura sanitaria. Así, por ejemplo, sólo en Alemania, el asma, que afecta a seis millones de personas, se está demostrando que la telemonitorización está sirviendo para una rápida revisión de las terapias, cuando están dejando de funcionar, así como para determinar sí el paciente está empeorando.

    Sin irse màs lejos, la Revista Española de Cardiología publicaba un estudio reciente que constata que la teleconsulta contribuye a solucionar casos de forma presencial, oriental a pacientes en pruebas complementarias necesarias y priorizar a pacientes que no pueden demorarse.

    Pero, ademàs, la teleconsulta es una herramienta para la internación asistencial.

    Gracias a la Telemedicina, estamos observando una mejora en la calidad de la atención y la fidelidad a los tratamientos de los pacientes.

    Ahora, el último trabajo en llegar sobre las ventajas de telemedicina viene de la mano de la prestigiosa revista ‘The Journal of American Medical Association (JAMA)’.

    Con Ted E. Pale, delKaiser Permanente de Colorado (EEUU), a la cabeza del equipo investigador, los científicos han analizado los resultados de las nuevas tecnologías aplicadas a la salud. Concretamente, la utilidad y eficacia de que los pacientes puedan acceder a su historia clínica, a la información sobre sus pruebas médicas e, incluso, a su propio médico a través de Internet.

    En palabras del director del ensayo: “En Colorado llevamos desde 2005 con estos recursos para los pacientes y queríamos evaluar la utilidad de nuestro sistema de acceso online, ‘My health manager’. El objetivo era comparar los resultados de un grupo que lo haya utilizado nuestro durante un tiempo mínimo de 12 meses y otro grupo que sea ajeno a él”.

    Efectivamente, la Kaiser Permanente Colorado, que ofrece servicios de salud a más de 535.000 ciudadanos del Estado, ha tenido un sistema integrado de registros médicos electrónicos en vigor desde 2004, y añadió un portal web llamado ‘My health manager’ en 2006 que permite a los pacientes ver sus propios registros médicos.

    “Las tecnologías de la salud han permitido fomentar una prestación sanitaria eficiente… Estudios anteriores sugieren que proporcionar a los pacientes el acceso ‘on-line’ a los registros de salud y la comunicación por correo electrónico con sus médicos puede sustituir los servicios tradicionales de salud”, admiten los autores del ensayo

    Finalmente, entre 2005 y 2010 los investigadores acabaron emparejando a más de 44.000 usuarios de este sistema médico con otros 44.000 que nunca habían utilizado ‘My health manager’. Todos ellos eran mayores de edad y fueron divididos por edad y por sus patologías (diabetes, asma, hipertensión, etc).

    “Contabilizamos las visitas y horas de duración a los consultorios, las llamadas telefónicas a los médicos, las hospitalizaciones y las llegadas a urgencias de ambos grupos, y encontramos que los pacientes que utilizaban el sistema online que ofrece nuestro centro consumía en mayor medida determinados servicios clínicos”, indica el doctor Palen.

    Específicamente, “los pacientes online realizaron un 8% más de llamadas telefónicas o comunicaciones vía e-mail con su médico al año en comparación a su asistencia antes de estar conectados a ‘My health manager’. Por su parte, los pacientes ‘tradicionales’ no tuvieron ningún cambio significativo en cuanto a las llamadas realizadas a sus consultas o en el envío de correos electrónicos”, explican los autores.

    Para Tad E. Palen, “el uso de estos portales especiales para pacientes son un elemento transformador en la historia de la prestación sanitaria. Gracias a ello, estamos observando una mejora en la calidad de la atención y la fidelidad a los tratamientos de los pacientes. Estos resultados, además, confirman anteriores resultados que indicaban que tecnologías como el correo electrónico mejoran la eficacia en la atención a los pacientes con enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión, así como una mejor adhesión a los tratamientos de estas patologías”

    Aunque el experto estadounidense reconoce que próximamente van a llevar una investigación sobre el ahorro de costes que implica la introducción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en Salud, adelanta: “Sabemos que la población está envejeciendo y habrá menos médicos a su servicio. Herramientas como ésta van a ser importantes para abordar eficazmente la demanda de la atención sanitaria a corto y largo plazo”.

    En España la introducción de la Telemedicina ha caminado a paso más lento que en el resto de Europa, pero poco a poco todos los sectores involucrados estàn abriendo los ojos ante las nuevas herramientas tecnológicas que favorecen la comunicación médico paciente, pero sobre todo la fidelidad en la interacción entre dos actores que no pueden subsistir el uno sin el otro: médico y paciente 

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar
A %d blogueros les gusta esto: